Review del Libro “Somos Energía Cuántica” de Jorge Blaschke

Considero que la adquisición de este libro es una de las mejores inversiones que he hecho; los primeros minutos después de haberlo comprado ya comenzaba a sentir sus efectos. Me di cuenta que muchos se sorprendían porque acababa de comprar un libro pudiendo haber comprado otra cosa, lo que me hizo cuestionar el ambiente en el que estaba, donde gastar en conocimientos es un derroche y tener un libro en la mano es ser un bicho raro, algunos por curiosidad cuestionaron su temática, con solo ver su portada creyeron que leía sobre espiritualismo o metafísica, otros creyeron que era de misterios u ocultismos.

Lo importante es lo que encontré entre sus líneas, cada capítulo me hacía cuestionarme aspectos de la vida, el sistema y de misma. Al terminar de leerlo sentí que no era yo, era otra persona con conocimientos que me llevan un paso más adelante.

No quiero dar un resumen o una sinopsis, al contrario, me gustaría que lo leyeras y te sorprendieras tanto como yo lo hice.

Valoro su contenido, los nuevos paradigmas y las cargas de energía, sin embargo más emociona sentir que lo que ahí lees, parece estar dirigido a cada persona en particular. Recientemente escuche de Juan que cuando el alumno está preparado el maestro aparece, y así me pareció al encontrar este libro, como que si su posesión estuviese llena de misticismo.

Uno de los temas que más me han interesado últimamente es la capacidad cerebral de todo ser humano, su plasticidad y cómo podemos aprovechar todo este potencial para ser mejores. Uno de los datos que más me impacto lo  voy a compartir contigo.

“El cerebro de Albert Einstein, que lo donó a la ciencia para ser estudiado, no era más grande que cualquier otro cerebro humano; es más, su tamaño era más pequeño de lo normal, tampoco tenía más neuronas que cualquier otro ser humano, pero las conexiones entre estas, las sinapsis, si eran abundantes, más que la media de cualquier cerebro”.

Consejos para estudiar cualquier idioma por ti mismo

Desde hace he querido comenzar a estudiar Mandarín, pero no me había decidido firmemente a hacerlo, sentía que tenía que aprender lo básico al menos, por otras personas, que debía ingresar a un instituto o ver clases personalizadas. Ahora entendí que me estaba limitando, leyendo mucho sobre eso y viendo algunas historias de éxito, me decidí a comenzar.

Es posible estudiar por cuenta propia, es difícil pero no imposible.

Te invito a que me sigas en este recorrido, porque estoy dispuesta a dominar el idioma. Poco a poco iré subiendo todo el progreso así como otros ‘Skills’ en mis redes.


Empecemos por una lista de consejos que son útiles a la hora de comenzar a estudiar, este o cualquier idioma: Continue reading “Consejos para estudiar cualquier idioma por ti mismo”

Review del libro “El Búho Que No Podía Ulular” de Robert Fisher & Beth Kelly

grateful‘El Búho que No Podía Ulular’, es un libro escrito por Robert Fisher y Kelly Beth, si te suena el nombre del autor, es porque posiblemente hayas escuchado o leído su conocida obra ‘El caballero de la Armadura Oxidada’, pero antes de comentarte mi percepción de su libro que recopila cuatro hermosos cuentos primero permíteme contarte como conocí su popular obra.

Porque resulta interesante que el primer libro que leí sea obra ‘El Caballero de la Armadura Oxidada’, creo recordar que en mi época de colegio, debíamos leer un libro -completo, todo un desafío para ese momento-, intente leer algunas obras clásicas pero todas me aburrían cosa era de considerarse ya que nunca había leído más de tres páginas seguidas  menos tenía un hábito de lectura.

Buscando entonces entres bibliotecas ajenas encontré eventualmente su libro, leí algunas líneas -y considerando la cantidad de páginas- lo pedí prestado, para esa fecha tenía que hacer un viaje y decidí leerlo durante el recorrido, no sin antes recibir el mejor consejo que podría recibir una futura lectora tienes que ser tú la protagonista de la historia, todo lo que leas te estará pasando a ti;  Así es más divertido, es como estar en una película>>

Durante el viaje de aproximadamente ocho horas comencé a sumergirme en sus líneas, no fue difícil capturar mi atención, porque la historia es diferente y te transporta rápidamente a imaginarte el castillo, la armadura los animales, en fin, me encontré terminando el libro antes de llegar al destino y fue una sensación de logro e incredulidad, la primera porque no me creía capaz de concentrarme y leer todo de una sola sentada, y la segunda porque no podía creer que tan solo un libro te lleva a un lugar diferente, a hablar con las flores y hasta quedar encerrada e un castillo.

Y ahora me encuentro haciendo los primeros comentarios de un libro, esta vez de uno más infantil y llenos de mensajes que invitan a la reflexión.

Es posible, -y así lo he leído-, que muchos conocedores de la obra más famosa de Fisher tengan expectativas muy altas sobre este libro y terminen desilusionados. Yo lo considero una obra encantadora, dirigida a conectarnos con nuestro niño interior, lleno de ideas que empujan a la independencia, el amor propio y la confianza en sí mismo.

Recomiendo que si tienen hijos le cultiven el hábito de la lectura y que compartan con ellos este libro.

La historia está escrita con mucha sabiduría, les comparto una parte:

“Papa Búho sacudió las alas impaciente y dijo: << repite con  tu madre, hijo, di ‘Who’>>. (…) Bebe Búho abrió la boca e inspiro profundamente, mientras Mama y Papa escuchaban expectantes. Bebe Búho dijo: << Why?>>”.

Sin duda este primer relato dice mucho sobre lo que se espera que seamos y lo que realmente somos,  el juego de palabras (para los conocedores del idioma ingles) está muy bien pensado.

Pero realmente mi favorito y el que me sacó varias carcajadas fue la historia de la mariposa más pequeña, por la forma de hablar de sus personajes, tanto que podía escuchar a la mariposa de Texas decir “No te había vi’to ante’ en nuestro’ guateque’ de mariposa’” (…) “Se podría deci’ que tuve matrimonio’ nocturno’. Cuando nací, mi mama me dijo: ‘Bárbara Lou’, la vida e’ un vals muy breve. Así que ponte los zapato’ de bailar y sal a la pi’ta”.

Lean cuentos infantiles y reencuéntrense con su niño interior, no los hará más sabios e intelectuales pero si más sensibles.